viernes, 26 de abril de 2013

Estructura de una legión romana

En este artículo trataré de hacer un repaso rápido a la estructura de una legión romana durante el reinado de Trajano (siglo II. e.c.), que en buena parte puede ser aplicable a las legiones desde el siglo I a.e.c. hasta principios o mediados del siglo III e.c. 


Contubernio: Unidad compuesta por ocho soldados que compartían tienda o habitación en los barracones, y una mula para transportar equipamiento y suministros.
Soldados de un contubernio compartiendo mula y tienda
Centuria: Diez contubernios formaban una centuria, para un total de ochenta hombres. Al contrario de lo que su nombre parece indicar, la centuria no son cien soldados y deriva de una institución social romana. Al mando de cada centuria se encontraba un centurión que era ayudado por un optio. Cada centuria tenía un estandarte o signum que era llevado por un signifer, quién además debía ser un hombre honrado y de confianza ya que era el tesorero de la centuria. Así mismo, cada centuria disponía de un buccinator, encargado de tocar la buccina, una especie de trompa utilizada para transmitir órdenes acústicas a modo de toques, y de un tesserarium con la categoría de miles principalis, cobrando paga y media, que se encargaba de las tareas de seguridad, especialmente de conocer y fijar la tessera o contraseña de cada día.

Reconstrucción del característico yelmo de los centuriones
Manípulo: Tras las reformas de Cayo Mario (100 a.e.c.), dos centurias formaban un manípulo (por lo tanto estaba compuesto por ciento sesenta hombres), aunque la utilidad táctica de esta unidad estaba muy en desuso. El centurión de más rango de ambas centurias estaba al mando del manípulo.

Cohorte: División básica en las tácticas militares de las legiones tras las reformas de Mario. La legión estaba dividida en diez cohortes y cada cohorte formada por seis centurias (tres manípulos) contabilizando cuatrocientos ochenta soldados, excepto por la primera cohorte de cada legión que estaba formada por sólo cinco centurias pero con el doble de efectivos cada una (ciento sesenta cada centuria y un total de ochocientos legionarios en la primera cohorte). El centurión de más rango de cada cohorte estaba al mando de ésta, siendo el primer centurión de la primera centuria de la primera cohorte el de más rango de toda la legión; recibía el nombre de primus pilus o primpilo (primera lanza) y tenía derecho a participar en las reuniones del estado mayor (aunque sólo como observador y no podía hablar salvo que su opinión fuese solicitada). 

Legión: Las diez cohortes formaban una legión, que con el total de sus fuerzas contaba con un total de más de cinco mil (5120) soldados de infantería. Normalmente este número era menor debido a heridos, muertos, enfermos, o parte de los efectivos usados como guarniciones o en diversas misiones. Había veces que algunas legiones tenían apenas tres mil hombres.

Al mando de la legión al completo se encontraba el Legado ayudado por el prefecto del campamento(Praefectus castrorum), quién tomaba el mando en ausencia del legado. Cada legión poseía su Águila (de plata al principio, de oro a partir del siglo I e.c.) y su propio estandarte.

Reconstrucción de un Águila romana

Tropas auxiliares y caballería:

Tropas auxiliares: Las tropas auxiliares (del latín auxilia) eran unidades del ejército romano compuestas por soldados que no eran ciudadanos romanos. Su propósito principal era apoyar a las legiones romanas en combate, compuestas en exclusiva por ciudadanos romanos. Proveían al ejército romano de la caballería y de tropas especializadas como arqueros caballería ligera, así como otros tipos de hostigadores. Hacia el siglo II, las tropas auxiliares representaban cerca de dos tercios de la fuerza militar romana y se organizaban en unidades llamadas cohortes auxiliares, que podían ser quingenarias (480 hombres) o milliarias (800 hombres).

Caballería: Cada legión tenía una unidad de ciento veinte jinetes romanos al mando de un centurión de caballería o un optio. Estos jinetes eran ciudadanos romanos, pero su número era a todas luces insuficiente y muestra la debilidad de los romanos en este aspecto, por lo que dependía de sus pueblos aliados, de los cuales se formaban las alas auxiliares. En la página legionesromanas.com podemos leer este buen resumen sobre la organización de la caballería auxiliar romana:
La caballería auxiliar romana estaba organizada en tres tipos diferentes de unidades.   
-Ala quingenaria. Formada por 500 hombres (en realidad eran 512). 
-Ala milliaria. Aunque el nombre puede llevar a confusión, estaba formada por 768 hombres.
-Cohors equitata. Unidad mixta de infantería ligera y caballería (en proporción de 3 a 1). Estas unidades podían ser quingenarias o milliarias. Una cohorte equitata quingenaria constaba en total de 480 soldados de infantería y 129 de caballería; y una cohorte equitata milliaria de 800 soldados de infantería y 256 de caballería. 
Un ala quingenaria estaba dividida en 16 turmas. Cada turma constaba de 30 soldados con un decurión al mando, un lugarteniente y un sesquiplicarius. Además cada turma tenía un portaestandarte (signifer).El ala tenía su propio portaestandarte (vexillarius), que llevaba una bandera con el nombre del ala. A su mando iba un prefecto (praefectus equitum) procedente de la orden ecuestre, la clase media alta de Roma, pero esto no sucedió hasta el final del siglo primero, ya que hasta entonces el comandante era un no-romano del pueblo al que perteneciera el ala.
Por lo tanto, contando los 5120 legionarios que conforman una legión y añadiéndoles los 120 jinetes romanos y los más de dos mil auxiliares (tanto de caballería como de infantería), una legión podía llegar a movilizar cerca de ocho mil soldados en condiciones ideales.

Para saber más:
-Greece and Rome at War, Peter Connolly (1981)
-The Roman Army, A Sourcebook, J.B Campbell (1994)
-A Companion To The Roman Army (2007)
-El ejército romano. Adrian Goldsworthy. Akal, Madrid, 2010

Si queréis estar al día sobre futuros artículos y otros temas uníos a nuestra página de Facebook.

13 comentarios:

  1. Descansa, que vas como una moto. ¿Ya duermes?

    ResponderEliminar
  2. Hoy cuatro horitas...
    Tengo que darle algo de relleno al blog al principio para que coja cuerpo. :D

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón Iñigo. Deja algo para mas adelante. ;-). Me están encantando las entradas. La única pega que le pongo al blog es de tipo técnico, y no se si será cosa mia que soy muy pejigoso con eso, es que los enlaces a otras páginas personalmente prefiero que se abran en otra pestaña, para no tener que andar dandole a la flechita de retroceso... siempre acabo perdiendo el hilo con eso.

    ResponderEliminar
  4. Pues siempre intento ponerlas para que se abran en otra página, a mí siempre me pasa lo mismo y no me gusta. Repasaré las entradas a ver que puedo hacer. Gracias por el aviso. :D

    ResponderEliminar
  5. Vorimir enhorabuena por tu página blog, te sigo en facebook soy José Sánchez Toledo. Soy escritor y articulista sobre el Ejército romano y también recreador.

    Un saludo.

    https://www.facebook.com/jose.sancheztoledo.9?ref=tn_tnmn

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Jose. :D
    ¿tienes alguna página propia o algún libro o artículos publicadod que podamos conocer?

    ResponderEliminar
  7. Mi último articulo sobre el legionario romano del siglo II d.C. para la revista Desperta Ferro (también escribí uno para el especial Esparta):
    http://www.despertaferro-ediciones.com/numero-11-el-imperio-romano-de-trajano-a-marco-aurelio/

    ResponderEliminar
  8. Uno de mis libros que podéis visualizar online o descargar:

    http://issuu.com/guillermovelasco/docs/imperiumlegionis

    ResponderEliminar
  9. La dirección de correo electrónico mía que aparece en el libro ya no está operativa, ahora tengo la siguiente:

    josesancheztoledotitus@gmail.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. La dirección de correo electrónico mía que aparece en el libro ya no está operativa, ahora tengo la siguiente:

    josesancheztoledotitus@gmail.com

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jose Sanchez como se descarga el libro por favor? solo me deja verlo online

      Eliminar
  11. Muchas gracias Jose, esa Despertaferro la tengo entre mis libros y revista de consulta -viene como anillo al dedo a mi blog-, mi número favorito hasta ahora. :D

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante, Vori. Siempre que leo algo de este tema, no dejo de acordarme de esto :P:
    http://2.bp.blogspot.com/_lTY0Lp9h6Qc/S7pBRewIaTI/AAAAAAAAQTk/PjjpjepYqxs/s1600/legionario1.jpg

    ResponderEliminar